HIPERTROFIA SIN ENTRENAR

  • Por: MD Latino
  • Junio 29, 2015
  • 0 Comentarios
HIPERTROFIA SIN ENTRENAR

 

POR ICADE Internacional – Director General: Fernando Antonio Mella Herrera (Chile), Prof. Educación Física, Entrenador Personal, Advanced Bodybuilding and Fitness Trainer Specialist by IFBB Academy Víctor Barrios, Dr. Marcelo Esteban Gómez – Médico (Argentina), Médico Especialista en Medicina del Deporte, Médico Especialista en Biomecánica y Fisiología Deportiva, Médico Especialista en Endocrino-Farmacología y Suplementación Deportiva, Médico Especialista en Traumatología y Ortopedia

FACEBOOK DE ICADE

La situación actual con respecto al conocimiento profundo sobre diversas cuestiones que tienen que ver con la genética y con la bioquímica, han permitido que diversas líneas de investigación se interesen sobre aquellos mecanismos que controlan el crecimiento de tejidos, con principal interés en el área de trastornos asociados con crecimientos tumorales (cáncer) y quizás en menor medida, con cuestiones relacionadas con el proceso de envejecimiento y muerte celular.

Si entendemos a una célula como una unidad que vive en armonía con células vecinas, dentro de un “sistema” denominado organismo, es lógico pensar que deben existir mecanismos de comunicación que permitan el desarrollo armonioso de diversas funciones vitales, como ser el crecimiento, la reproducción, el equilibrio interno (homeostásis), etc.

Cuando nos referimos a cuestiones vinculadas a la comunicación y sincronismo entre tejidos y órganos, se suele considerar al sistema nerviosos central (SNC) y al sistema hormonal, como los pilares de esta actividad.

Pero lo cierto es que lo que sucede en las cercanías de las células y en su interior, escapa un poco al control de los sistemas antes mencionados.

Es decir, si un neurotransmisor o una hormona impacta en un receptor específico, lo que sucede una vez que el receptor se activa es una respuesta propia de la célula y con un sistema de comunicación que también le es propio. Generalmente a este proceso se lo conoce como Amplificación de la señal hormonal (primer mensajero) y está representado por una respuesta en cascada, en donde diversos componentes intracelulares se interconectan e interactúan con un único fin, que es el de provocar una respuesta acorde a la señal inicial que desencadenó la activación de dichas estructuras internas, es decir la unión de la hormona con el receptor específico.

Como ejemplo digamos que ante un estímulo mecánico, como puede ser un entrenamiento con sobrecarga, se estimula de manera natural la secreción de diversas hormonas, entre ellas la Testosterona y la Hormona del Crecimiento.

Estas hormonas interactúan con receptores (que en el caso de la Testosterona es citoplasmático y no de membrana) que inician una interacción con di-versos segundos mensajeros, entre ellos el denominado AMP cíclico, elemento que se encarga de activar e inhibir diversas vías metabólicas con el fin de provocar una respuesta adaptativa, que en nuestro ejemplo, es el de estimular la síntesis proteica, lo que en definitiva terminará provocando una hipertrofia del músculo estimulado. A este tipo de hipertrofia se la conoce como Sarcolémica, para diferenciarla del aumento de tamaño a expensas de la retención de agua, hipertrofia conocida como Sarcoplasmática.

SENTADILLAS HIPERTROFIA SIN ENTRENAR

La identificación de diversos mensajeros intra e intercelulares (citoquinas) ha sido objeto de numerosos trabajos de investigación. Entre aquellos mensajeros a nivel celular, y no debemos olvidar que en definitiva el músculo es un conjunto de células denominadas fibras, se destacan los denominados factores de crecimiento y los factores reguladores de la miogénesis.

Se denomina miogénesis a la activación, proliferación, diferenciación y fusión de células conocidas como Satélites, que permiten regenerar tejido deteriorado o afectado por alguna situación particular y que suele permanecer dentro del tejido en cuestión y en un estado de latencia, a la espera de ser activadas.

Entre los factores de crecimiento podemos mencionar al Factor de crecimiento similar a la insulina Tipo 1 (IGF-1) y al Factor de Crecimiento Mecánico (MGF). También podemos mencionar al factor de crecimiento y diferenciación (GDF 8) conocido como Miostatina (MSTN), que regula inhibiendo el crecimiento muscular estriado.

Entre los factores reguladores de la miogénesis (MRF´s) se encuentran los Myf5, MyoD, MRF 4 y el Myogenin, que son los encargados de regular la actividad de las denominadas células satélites.

Por otra parte, existen ciertos elementos, entre ellos las denominadas Prostaglandinas (PG´s), que participan en ciertas vías metabólicas capaces de potenciar el crecimiento muscular, destacándose entre ellas PG F2 alfa.

El análisis profundo del accionar de cada uno de estos factores escapa a los fines de esta nota.

Pero lo importante es destacar que actualmente se encuentran disponibles y a la venta, productos que contienen estos mensajeros intra e intercelulares, lo que nos coloca en una situación impensada hace años: Si puedo aumentar los niveles de aquellas sustancias que hacen que el musculo crezca, pue- do crecer sin entrenar?

Los que afirman esto, se basan en que el estímulo mecánico provocado por el entrenamiento con cargas, no hace más que aumentar los niveles de estos factores reguladores del crecimiento y factores reguladores de la miogénesis.

Por lo tanto sería válido postular que es posible y probable que esto pueda suceder.

Por otra parte, quienes se oponen a estos conceptos, se basan en que si bien desde el punto de vista estructural o estético, la hipertrofia es posible, los procesos de desarrollo y aumento de la fuerza y la potencia, van de la mano de la mejora de los aspectos neuro-musculares. Y esto solo se consigue con el entrenamiento sistemático de cada una de las cualidades motrices mencionadas.

En resumen, el conocimiento científico de cómo se produce el desarrollo muscular y la posibilidad actual de aislar dichos mensajeros intracelulares y su posterior tratamiento relacionado con la manufacturación y su ingreso en el mercado farmacéutico, los transforman en productos al alcance de quienes deseen incursionar en este terreno, permitiendo de alguna manera vencer aquel axioma que decía que nuestro límite es aquel impuesto por nuestra genética.

Hoy podríamos decir: “Si la naturaleza no te ha beneficiado, la ciencia puede que sí”.

ICADE INTERNACIONAL CHILE HIPERTROFIA SIN ENTRENAR

Comentarios: